El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores informó que la movilización fue una petición de los connacionales ante el aumento de las tensiones entre dicha nación y Rusia

El titular de la Secretaría de Relaciones Exteriores (SRE), Marcelo Ebrard Casaubón, dio a conocer que las 32 familias mexicanas que se encontraban en Ucrania ya fueron movilizadas al sur de esta nación con éxito, tras el incremento de las tensiones con Rusia.

Asimismo, el canciller felicitó a toda la comunidad mexicana, al personal de la embajada y a todo el equipo de la dependencia por lograr llevar a cabo el plan de contingencia, con el fin de salvaguardar a los connacionales frente a un posible conflicto bélico en la zona.

“Se llevó a cabo movimiento de familias mexicanas de Kiev hacia el sur de Ucrania. Fue un éxito. Felicito a nuestra comunidad y a la embajadora y su equipo. Seguimos adelante con el plan de contingencia de la SRE. Les informo”

En tanto, la cuenta oficial de la Secretaría de Relaciones Exteriores explicó que el plan de contingencia consta de tres pasos:

1. Solicitar a los connacionales en Ucrania registrarse ante la embajada mexicana, con el fin de poder actuar con prontitud sobre su petición de apoyo en movilización.

2. Trasladar a las personas al suroeste de Ucrania, lugar que es lejano a las zonas de potencial conflicto.

3. A los mexicanos asistidos se les proporcionará transporte, alojamiento, alimentación, además de asistencia en todo momento, al igual que comunicación con sus familias.

“México está a favor de que la situación se resuelva de manera pacífica”

Este anuncio se dio un día después de que Ebrard Casaubón dio a conocer que instruyó a la embajada de México en Ucrania para iniciar con la movilización de 32 familias. No obstante, días antes informó que son 98 familias -entre residentes y turistas- los que se encuentran en la zona.

“En conversación con nuestra embajadora Olga García Guillen en Kiev, me informa tenemos 98 familias mexicanas residentes en Ucrania que se han registrado en la embajada, turistas muy pocos a esta fecha. Estamos en comunicación con ellas para cualquier apoyo que requieran”, escribió el funcionario en sus redes sociales.

Por su parte, la embajada mexicana exhortó a los connacionales residentes en el país europeo a realizar su registro en la institución o, en su defecto, actualicen los datos proporcionados previamente e hizo un llamado a connacionales para que eviten visitar ese país, debido al creciente riesgo de quedar varados.

Además, se invitó a los mexicanos que radican en Ucrania a estar atentos a la información que difunda el Ministerio de Asuntos Exteriores, recordando que la cancillería de ese país hizo un llamado a la calma “y la unidad y a evitar cualquier acto que afecte la estabilidad o contribuya al pánico”.

Los llamados de las autoridades mexicanas surgieron luego de que el presidente ucraniano, Volodimir Zelensky, aseguró que Rusia invadiría su nación este 16 de febrero, tras información de la Agencia Central de Inteligencia (CIA) de los Estados Unidos.

En un mensaje a la población de su país, Volodimir Zelensky decretó el lunes 14 de febrero como una jornada de unidad para prepararse para el 16 de febrero, por lo que pidió a sus ciudadanos colgar la bandera nacional en sus casas.

El 16 de febrero será el día del ataque, haremos que sea un día de unidad, ya se firmó el decreto. Esta tarde (14 de febrero) colgaremos banderas nacionales, pondremos cintas azules y amarillas y mostraremos al mundo nuestra unidad. Todos queremos vivir felices y la felicidad ama a los fuertes, nunca hemos sido capaces de rendirnos y no lo vamos a rendir”, aseveró el mandatario ucraniano.

No obstante, el presidente ruso, Vladimir Putin, aseguró lo contrario e incluso aseveró que Rusia comenzó a retirar a algunas unidades militares próximas a la frontera con Ucrania, al tiempo que la Duma, la cámara baja parlamentaria, pidió a Putin que reconozca la independencia de las autoproclamadas repúblicas populares de Donetsk y Lugansk, en el este de Ucrania.

Sin embargo, los Estados Unidos aseguraron que no han visto “un retiro significativo” de tropas rusas en la frontera con Ucrania, pese a la información que se difundió desde Moscú.

Lo que estamos viendo no es un retiro significativo. Por el contrario, seguimos viendo fuerzas, en particular fuerzas que serían la avanzada de una posible nueva agresión contra Ucrania, que siguen estando en la frontera”, explicó Antony Blinken, jefe de la diplomacia estadounidense.