Según la empresaria Karelim López, el joven Roberto Aguilar forma parte de la presunta organización criminal, conformada por el presidente Pedro Castillo y otros.

El joven de 27 años llamado Roberto Aguilar Quispe, se ha convertido en el principal socio comercial para dos empresas multinacionales de China. Este joven es proveniente de Chincha y recientemente ha obtenido su título de bachiller en Ingeniería Civil.

Desde que entró el presidente Pedro Castillo al mando decidió adquirir un círculo cercano determinado, ha firmado junto con las empresas China CAMC Engineering CO. LTD y China Civil Engineering Construction Corporation contratos con el Estado por más de S/580 millones.

Después de que Karelim López declaró a la Fiscalía, señaló que uno de los integrantes de la presunta organización criminal conformada por el mandatario, el ministro de Transportes, Juan Silva y varios políticos, que se habrían repartido millonarias obras públicas con estas empresas chinas.

En palabras de López, quien ha iniciado un proceso de colaboración eficaz en la Fiscalía de Lavado de Activos, se trata de una mafia enquistada en el Ministerio de Transportes y Comunicaciones (MTC).

Los negocios que ha realizado ese joven empresario con los ciudadanos chinos fueron a través de su empresa llamada Ingeniería Integración de Proyectos S.A.C., en la que es gerente general. La compañía fue fundada en julio del 2019 en el Callao junto con su hermano mayor Alejandro Aguilar Quispe.

De acuerdo con los Registros Públicos que destacó el diario El Comercio, Roberto Aguilar Quispe constituyó esta empresa con un capital social de S/100 millones. Esta cantidad de dinero la sustentó presentando un “bono de reconstrucción” emitido en 1983, según la escritura pública.

RED DE NEGOCIOS FAMILIARES

Según la Reniec, Aguilar Quispe vive en la urbanización Santa Ana, en San Isidro, junto con su familiar Maribel Sarez Quispe. En cambio, su hermano Alejandro vive en el domicilio de sus padres en el A.H. Bocanegra, en el Callao. Maribel y Alejandro están en el negocio de la construcción desde hace más de cinco años, son accionistas de la empresa Integrales Endemas S.A.C.

La compañía del empresario ha firmado decenas de contratos con diferentes entidades del Estado del 2016 al 2018. Sin embargo, en marzo del 2021 fue inhabilitada de manera definitiva por el Tribunal de Contrataciones del Estado. Según los registros, presentaron documentos falsos y adulterados en los concursos públicos en los que participaron.

Cinco meses después de esta inhabilitación, la empresa que Alejandro Aguilar fundó con su hermano menor Roberto: INIP Ingeniería Integración de Proyectos S.A.C., ganó su primer contrato con el Estado. Lo hizo con Provías Nacional (MTC) por más de S/65 millones. La obra fue el corredor vial Ilo-Tacna-Tripartito y óvalo Tripartito-Collpa.

A mitad de año pasado, Roberto Aguilar le entregó amplios poderes a Yonel Salazar Cayotopa para que pueda suscribir contratos de obras y servicios en nombre de su empresa INIP Ingeniería Integración de Proyectos S.A.C.

Yonel Salazar es un joven de 25 años que en marzo del 2021 obtuvo su título de ingeniero civil, de acuerdo al portal de la Sunedu. Tampoco registra propiedades a su nombre y la compañía de los hermanos Aguilar es la única con la que tiene relación en la capital.

En mayo pasado, el Gobierno Regional de Junín en octubre del 2020 le dio la buena pro a esta compañía, que se presentó a la licitación en consorcio con la empresa Avanzada Tecnología y Servicios S.A.C., para que construyera el hospital de Chupaca por S/138 millones y una de esas empresas se llama China CAMC Engineering CO. LTD.

No obstante, el OSCE, en una resolución de diciembre del 2020, anuló esta decisión tras concluir que el postulante no cumplió lo establecido en las bases. Pero China CAMC Engineering CO. LTD aún tenía vigente un contrato con aquel gobierno regional para la construcción del hospital de San Martín de Pangoa por S/94 millones. Esta fue la primera licitación que ganó la empresa en el país.

En tanto, su socia Avanzada Tecnología y Servicios S.A.C. ya tenía tres contratos adicionales por más de S/100 millones con la administración de Perú Libre en Junín. Esta empresa además conformó el consorcio Altiplano, el cual recibió un pago indebido en el 2011 de S/850 mil, razón por la cual Vladimir Cerrón fue condenado por corrupción en agosto del 2019.

ALGUNAS COINCIDENCIAS

El diario peruano revisó el proceso de licitación de cada una de las obras que ganaron las empresas chinas consorciadas con Roberto Aguilar. En cuatro licitaciones con Provías Nacional, ganadas por China Civil Engineering Construction Corporation, llama la atención las coincidencias en las propuestas económicas que presentaron sus competidores.

Uno de estos casos es el del corredor vial EM.PE-04B- Sondor. Tres de los postulantes entregaron una propuesta económica idéntica a la de la firma china (S/125′ 466.346,27)y otro,en tanto, presentó una cuya diferencia era de S/1.

Otro es el caso del corredor vial de Sullana, en la que cuatro participantes presentaron una cifra igual a la de la empresa china para ganar el proyecto.

Tres de estos cuatro contratos los firmó Johana Barrera Ramírez, quien fue jefa de administración de Provías Nacional de octubre del 2021 a enero del 2022. El restante lo hizo su antecesora Gina Gonzalo Valer, exjefa de administración de la entidad del 19 de agosto del año pasado al 4 de octubre.

En tanto, los cinco contratos firmados por China Civil Engineering Construction Corporation llevan la rúbrica de su representante en el Perú: Jaime Lino Moya. Lino Moya militó en el Partido Aprista de enero del 2008 a setiembre del 2021, según la base de datos de afiliados del JNE.

Tanto China Civil Engineering Construction Corporation como China CAMC Engineering CO. LTD tienen negocios en Europa, Asia, África y Oceanía. En Perú han establecido también sus sucursales y tienen en el joven Roberto a su principal socio.