La empresaria reveló que personalizó su flota de vehículos de alta gama para que estén a tono con su vivienda de Los Ángeles

Kim Kardashian reveló que tiene una flota de vehículos de lujo minimalistas para combinar con su mansión de colores neutros. En un nuevo video para Vogue, la estrella televisiva dio un recorrido por su residencia y mostró sus tres vehículos, un Lamborghini, un Rolls Royce y un Maybach, todos pintados exactamente del mismo tono de gris que su casa.

“Siempre he sido una chica de autos, amo los autos y realmente quería algo diferente. Quería que mis autos se mezclaran con mi casa que es gris. Así que hice todos los autos grises”, explicó la empresaria estadounidense en el clip que grabó en el exterior desde su impactante vivienda familiar, ubicada en el exclusivo barrio de Hidden Hills, California.

Y, según TMZel trabajo de pintura le costó a Kardashian más de USD 100.000.

El sitio además señala que el trabajo personalizado fue realizado por la empresa Platinum Motorsports de Los Ángeles y que el color es un “gris Rolls-Royce muy específico”, que normalmente no está disponible. Cada automóvil tardó aproximadamente un mes en completarse, ya que no es un simple trabajo de pintura. Los tres autos tuvieron que ser desarmados antes de poder aplicar el color pieza por pieza. El Lamborghini Urus de Kim, que tiene un precio inicial de USD 218.000, fue supuestamente el más difícil y tomó más tiempo en completarse, ya que tiene un kit de carrocería particularmente complejo en la parte delantera. Un Rolls Royce Ghost normalmente se vende por alrededor de USD 311.900, mientras que un Maybach Sedan costaría al menos USD 185.950.

La fuente añadió al citado medio que la fundadora de la marca Skims estuvo “muy involucrada” en cada paso del proceso y “sabía exactamente lo que quería”.

La vivienda mantiene una cuidada estética en tonos neutros y blancos. Hace unos meses, Kim Kardashian definió la mansión como un “futurista monasterio minimalista”.

La mediática y su ahora ex esposo Kanye West trabajaron en su espectacular casa con el reconocido diseñador belga Axel Vervoordt. Se dice que pagaron USD 40 millones por la imponente propiedad en 2014 y gastaron otros USD 20 millones en renovaciones.

En su interior, lejos de imperar la opulencia, la decoración es un alarde de sencillez. Para conseguirlo, la entonces pareja se dejó asesorar por los grandes referentes en aplicar la filosofía de la reducción a lo esencial en el mundo de la arquitectura y el diseño de interiores.