El senador indicó que tiene diferencias con los dirigentes del partido y las decisiones que han tomado.

El senador José Luis Pech informó que no renunciará a Morena y que espera que los dirigentes del partido decidan su expulsión cuando presente licencia el 4 de marzo para contender, si se da el caso, como candidato de Movimiento Ciudadano a la gubernatura de Quintana Roo.

“Si los que dirigen Morena, que no representan la dignidad del partido, deciden retirarme, pues que lo hagan ellos, yo seguiré siendo la misma persona en principios y, en este caso, vamos a seguir demostrando esto con nuestros actos donde sea que estemos parados”, indicó el senador.

En ese tenor, al ratificar su apego a los principios del partido, Pech lamentó el accionar de los dirigentes, quienes, dijo, “han permitido que el Partido Verde use a Morena para que se adueñe del estado”.

“Lamentablemente en mi partido no hay las posibilidades para darle un buen gobierno a Quintana Roo, por los acuerdos cupulares que se han tenido. Nuestra dirigencia no nos representa. Lo digo no sólo en Quintana Roo, pues ocurre en gran parte del país”.

Asimismo, al poner de ejemplo al municipio de Benito Juárez, dijo que tanto los dirigentes de Morena como el Partido Verde han provocado “una dinámica terrible” que busca afectar ahora a toda la entidad.

“Es suficiente con tener a Cancún como lo tienen, con todas las calles rotas, como para que ahora quieran tener así a todo Quintana Roo”, sentenció.

Quintana Roo fue entregado al Partido Verde por fines políticos: Pech El senador José Luis Pech Várguez confirmó que ha tenido acercamientos con Movimiento Ciudadano para abanderar la candidatura por la gubernatura de Quintana Roo.

Adelantó que hoy continuarán los diálogos con la dirigencia nacional que “podrán derivar el fin de semana en algún pronunciamiento o ratificación” comentó. El aún legislador por Morena precisó que uno de los motivos por los que podría cambiar de partido es por el dominio que ejerce el Partido Verde en Quintana Roo.

“Seguiré haciendo política para evitar que aquellos que se han adueñado de Morena, que es el (Partido) Verde, no lleguen a la gubernatura. Yo creo que Quintana Roo no merece un gobierno de ese tipo, los que estamos en la política debemos participar para que las cosas buenas ocurran y evitar las cosas malas”.

El senador señaló que está en desacuerdo con la conducción de Morena por parte de los dirigentes, tanto en Quintana Roo como en todo el país.

“En el caso particular de Quintana Roo, definitivamente ocurrió una entrega al Partido Verde por fines políticos. No tienen derecho a empeñar y poner en riesgo el patrimonio de todo un estado por un compromiso de esa naturaleza. No estoy de acuerdo” refirió. Asimismo, indico que hay un acercamiento con Movimiento Ciudadano porque Morena no ha hecho una oferta política valiosa.

“Es imposible que la actual candidata de Morena (Mara Lezama) pueda ofrecer un buen gobierno, por los compromisos que tiene con los grupos del poder que representa.

El ofrecimiento de Movimiento Ciudadano es una bocanada de oxígeno para que la política se refresque, para que haya la posibilidad real de que, quien llegue al gobierno, sea una persona respetable y decente. El gobierno tiene ausencia de gente buena, lamentablemente.

Hoy, la población solamente puede decidir por el malo o por el pésimo”.