El Ministerio de Defensa afirmó que el personal de la planta sigue trabajando con normalidad y enfatizó que los niveles de radiación se mantienen dentro de lo habitual

Las autoridades de Rusia aseguraron este lunes haber tomado el control de la central nuclear de Zaporozhie, la mayor en Europa, días después de hacerse con las instalaciones en Chernóbil, en el marco de la ofensiva lanzada el 24 de febrero contra el país vecino.

Las Fuerzas Armadas de Rusia protegen y controlan completamente la zona de la planta nuclear de Zaporozhie”, ha resaltado el portavoz del Ministerio de Defensa ruso, Igor Konashenkov, en una comparecencia ante la prensa.

Asimismo, ha manifestado que el personal de la central sigue trabajando con normalidad y ha agregado que las fuerzas rusas han tomado además las ciudades de Energodar -donde está la citada central- y Berdyansk.

Poco antes, las autoridades de Berdyansk habían confirmado que las tropas rusas habían tomado el control de la ciudad, situada en el sureste del país, entre la península de Crimea y las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

Las Fuerzas Armadas ucranianas han señalado sin embargo que las tropas rusas han fracasado hasta ahora en su intento de tomar la capital, Kiev. “El enemigo sufrió pérdidas significativas de personal. Las tropas rusas están desmoralizadas y exhaustas”, ha afirmado el comandante de las Fuerzas Terrestres de las Fuerzas Armadas de Ucrania, el coronel general Alexander Syrsky.

El presidente ruso, Vladimir Putin, anunció el 24 de febrero en un discurso televisado una ofensiva militar contra Ucrania, días después de haber reconocido la independencia de las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

Las explosiones y los disparos que se habían registrado en los alrededores de la capital ucraniana desde el inicio de la invasión bajaron de intensidad durante la noche del domingo, y el ejército ruso se ofreció a permitir que los residentes de Kiev abandonen la ciudad mediante un corredor establecido en momentos en que aumenta su presencia en la zona.

Ucrania acordó dialogar con Moscú y su despacho presidencial indicó que una delegación llegó a la frontera con Bielorrusia. Se desconoce si las negociaciones resultarán en un avance. La oficina del mandatario ucraniano Volodymyr Zelensky dijo que exigirán un cese inmediato del fuego. No está claro qué es lo que el Kremlin busca, ya sea en esas negociaciones o en su guerra en Ucrania.

Funcionarios de Occidente creen que Putin quiere derrocar al gobierno ucraniano y remplazarlo con un régimen propio que le permita a Moscú recuperar su influencia sobre el país como en la era de la Guerra Fría.