Luego de estar varios meses en prisión domiciliaria, la Justicia le autorizaría al músico salidas transitorias para trabajar, algo que enfureció a la panelista

El 20 de julio del 2019 nada volvió a ser igual en la vida de Rubén Darío Castineiras, popularmente conocido como El PepoEse día ocurrió un trágico accidente mientras él manejaba rumbo a Villa Gesell, en el que perdieron la vida Nicolás Carabajal, trompetista de su banda, e Ignacio Abosalehasistente. El músico fue acusado de “homicidio culposo doblemente agravado” y se encuentra cumpliendo con prisión domiciliaria desde hace un tiempo. En las últimas horas, trascendió que la Justicia le autorizaría salir de su casa tres veces por semana para trabajar en una producción musical.

En este contexto, familiares y amigos de las víctimas de aquél trágico episodio se mostraron indignados y escracharon con pintadas el lugar al que el cantante iba a ir. Al conocer esta reacción, el artista brindó su testimonio en diálogo con Momento Del programa que conduce Fabián Doman en las tardes de El Trece“Lo que no entiendo y no comparto es cuando el pedido de Justicia se transforma en pedido de venganza”, fue una de las primeras frases que dijo. Y fue justamente esa expresión lo que provocó que empiece un ida y vuelta con Cinthia Fernández.

“Si la Justicia no hace nada, ¿qué querés que hagan los familiares?”, lanzó la panelista. Y agregó, indignada: “Tenemos una Justicia que da vergüenza, que te permite estar en tu casa y encima computar pena, ¿de qué estamos hablando, Pepo? Hay gente que perdió la vida porque estabas chupado, perdón que te lo diga así”. A lo que el intérprete respondió: “Me parece que estás equivocada, ese pedido de Justicia se transformó en un pedido de venganza porque yo he recibido el otro día, en un programa de televisión, una concreta amenaza de muerte”. “Ay, tirá lástima ahora…¡Pero qué tupé! Manejaste alcoholizado”, replicó la ex angelita.

Fue en ese momento que, cansado de las constantes acotaciones de Cinthia, expresó: “¿Qué querés que haga? ¿que me meta un tiro?”. “No, pero que no tengas el tupé de salir a quejarte. Por supuesto que están calientes y quieren venganza”, siguió Fernández.

Luego de que el abogado del cantante, Marino Alejandro Cid Aparicio, pidiera la palabra, y asegurara que lo de las amenazas que recibió su cliente son ciertas, El Pepo explicó que las salidas que le autorizarían son lejos de su barrio. “El tema del poder, el coimea juez…vos tenés que demostrar todo eso”, dijo sobre las pintadas en su contra. Y su letrado sumó: “No compró el vodka, compró medialunas en Chascomús”.

Eso motivó una nueva ironía de Cinthia: “Iba tomando chocolatada, ¿en serio, doctor, me dice?”. “Iba tomando vodka con naranja y le dio 0.50 el test, que era lo permitido para manejar”, le replicó el abogado. Completamente enfurecida, la panelista siguió: “¿Y a usted le parece bien, manejando, grabándose, chupando? ¿Y si se cruza un auto con una familia y la mata? Es un absurdo”. “Si llega el aparatito tarde, todos tenemos 0.50. Esta re lúcido cuando se bajó…”, añadió a los gritos.

“Nosotros con las víctimas no tenemos nada, que digan lo que quieran, mientras no cometan delitos no pasa nada”, concluyó el letrado. Por último El Pepo quiso cerrar: “No me ando fijando lo que suben en las redes de parte de los familiares de las víctimas, en cambio, cada cosa que hago o subo yo, es automática la respuesta…”. Pero la ex de Matías Defederico volvió a interrumpirlo: “Y sí, papi, mataste a su familia…”. “Pará un poquito, porque hablaste todo el programa”, se quejó el cantante. “Me pagan para eso”, acotó ella. Pero finalmente él cerró: “Esto no pasa por lo que dicen en las redes, pasa por lo que se dijo personalmente en un programa de televisión, el ojo por ojo”.