Las fuerzas francesas informaron que pertenece a una empresa sancionada por la Unión Europea de un empresario con vínculos con el dictador Vladimir Putin

Las fuerzas navales francesas interceptaron en el Canal de la Mancha un barco de bandera rusa con un cargamento de autos que se dirigía a San Petersburgo, tras las sanciones adoptadas por la Unión Europea contra Moscú por invadir Ucrania, indicaron este viernes las autoridades.

El carguero “Baltic Leader”, que zarpó de la ciudad francesa de Ruán (norte), fue escoltado al puerto de Boulogne-sur-Mer, en el Canal de la Mancha, por las fuerzas francesas, dijo a la AFP la capitana de la prefectura marítima, Veronique Magnin. Se sospecha que el buque pertenece a una de las compañías objeto de las sanciones europeas, agregó.

El carguero que transportaba automóviles y que se dirigía a San Petersburgo, es “fuertemente sospechoso de estar vinculado a los intereses rusos objeto de las sanciones”, dijo Magnin.

El barco fue desviado al puerto de Boulogne-sur-Mer, en el norte de Francia, entre las 3 y las 4 de la mañana (0200-0300 GMT), dijo Magnin, añadiendo que los funcionarios de aduanas estaban llevando a cabo controles en curso y que la tripulación del barco estaba “cooperando”.

La embajada rusa en Francia está pidiendo explicaciones a las autoridades sobre la incautación, según citó la agencia de noticias rusa RIA.

El periódico francés La Voix Du Nord, que fue el primero en informar de la noticia, dijo que el buque era el “Baltic Leader”, que -según el sitio web marinetraffic.com- navega bajo bandera rusa. La empresa propietaria del barco pertenece a un empresario ruso que figura en la lista de sancionados de la UE, dijo Magnin.

Los Estados de la UE acordaron el viernes congelar los activos europeos del Presidente ruso Vladimir Putin y de su ministro de Asuntos Exteriores Sergei Lavrov para castigar a Rusia por el ataque a Ucrania. A principios de este mes se puso en marcha una lista más amplia de personas sancionadas.