Mediante un comunicado, el organismo internacional se dijo “preocupado” por la guerra

La Federación Internacional de Natación (FINA) ha decidido este domingo cancelar los Mundiales junior, que iban a disputarse en agosto en la ciudad rusa de Kazán, y ha acordado que Rusia no acoja prueba alguna en el futuro si continúa el proceso de invasión de Ucrania.

La FINA afirma en un comunicado que “sigue muy preocupada por la guerra que continúa en Ucrania y, tras consultar con los deportistas y las partes interesadas de la familia de la natación, puede confirmar que la octava edición de los Campeonatos del Mundo júnior (23-28 de agosto) se han cancelado”.

Asimismo señala que “no celebrará prueba alguna en el futuro en Rusia si esta grave crisis continúa”. La FINA reitera su “compromiso de proporcionar todo el apoyo práctico que pueda a los miembros de la familia de la natación que se vean afectados por esta situación y expresa su más profunda simpatía y apoyo al pueblo de Ucrania”