El modelo original AR-15 es una versión civil de un arma de estilo militar que ha sido usada en múltiples ataques en EU, incluso en los perpetrados en escuelas.

El lanzamiento de un fabricante de armas semiautomáticas dirigidas a niños, con base en el modelo AR-15, la más utilizada en varios tiroteos escolares, desató el rechazo de grupos que promueven el uso seguro y regulado de armas.

El rifle bautizado como JR-15 ha sido publicitado por el fabricante WEE1 Tactical como “el primero de una línea de plataformas de disparo que ayudará de manera segura a los adultos a introducir a sus hijos en los deportes de tiro”.

El sitio web de la compañía afirma que el rifle “además luce, se siente y opera justo como el arma de mamá y papá”. El JR-15, que mide solo 80 centímetros de largo y pesa menos de un kilogramo, viene con cartuchos de 5 o 10 balas calibre 22 y fue lanzado a mediados de enero a 389 dólares.

El modelo original AR-15 es una versión civil de un arma de estilo militar que ha sido usada en múltiples masacres en Estados Unidos, incluso en las perpetradas en escuelas. “Es simplemente grotesco”, dijo Josh Sugarmann, director ejecutivo del Centro de Políticas de Violencia, que busca frenar la violencia armada.

Los intentos por regular la venta y porte son frecuentemente bloqueados en el Congreso, donde ejerce gran influencia el lobby de las armas, particularmente la Asociación Nacional del Rifle (NRA).

En un informe de 2016 sobre los métodos que utilizan fabricantes de armas de Estados Unidos para atraer a los jóvenes, Sugarmann denunció que en el mercado se ofrecen armas más livianas y en colores brillantes para atender a ese segmento.

En 2021, las armas de fuego mataron a casi 45 mil personas en Estados Unidos, entre ellas más de mil 500 menores, según la organización Gun Violence Archive.

Los tiroteos masivos son un problema recurrente en Estados Unidos, donde el derecho a portar armas está garantizado por la Constitución.