¿Quiéres comprar un auto eléctrico este año? Te decimos algunos puntos en contra que pueden hacer que reconsideres esta opción o que planifiques mejor su adquisición.

¿México está preparado para la llegada en masa de los autos eléctricos? La respuesta para muchos es “no”, ya que este tipo de tecnologías tomaron por sorpresa a muchos, los vehículos con esta tecnología ya tienen varios años en el país, llegaron con la esperanza de que fueran aceptados en gran medida por los consumidores, pero los altos precios, la falta de cargadores y sobre todo publicidad, ha hecho que todavía en nuestro país se vea como algo que es inalcanzable para la mayoría de los mexicanos.

Por su parte, los fabricantes se están esforzando en introducir al país más productos que se integren a un portafolio cada vez más grande de este tipo de tecnologías, pero no ha sido nada fácil, puesto que el gobierno federal y los gobiernos locales no han creado las infraestructuras suficientes para alimentar de energía de forma masiva a varios vehículos al mismo tiempo, por lo que vemos esparcido en la ciudad cargadores que han sido vandalizados, otros que no funcionan, o otros que de plano ya no existen.

Y es que en un principio, el auto debe de ser cargado todas las noches en los domicilios o en las oficinas de sus propietarios, pero en muchos casos esto no sucede así, por lo que los propietarios de un auto eléctrico buscar lugares cercanos para cargar sus vehículos y así poder movilizarse en la ciudad, porque por otro lado, sabemos que este tipo de vehículos, en muchos casos no cuentan con la autonomía suficiente para poder recorrer grandes distancias y tienen que forzosamente hacer paradas intermedias para poder recargar las baterías, aunque no sea en su totalidad. Te recomendamos: Estos son los autos eléctricos más vendidos en el mundo; te decimos por qué Contras de comprar un auto eléctrico en 2022 Lo cierto es que los coches eléctricos ya llegaron y es el futuro de la movilidad, pero como ya lo mencionamos tiene sus ventajas, pero también sus inconvenientes, por ello mencionaremos algunos de ellos por lo que en México y en otros países el crecimiento de ventas de autos eléctricos todavía no alcanza su auge:

1. El precio: por su costo, aún no están al alcance de la mayoría de los mexicanos. Sin embargo, cada vez llegan más y más competidores con ofertas asequibles, como el caso del pequeño vehículo chino por parte de JAC.

2 .Autonomía:  incluso en vehículos de alta gama ofrecen menos de 450 kilómetros, por lo que no es posible llegar a lugares más allá de estas cifras.

3.Baterías: se van degradando con cada carga, por lo que tienen un tiempo de vida. Se tienen que reemplazar y el costo es muy alto en cualquier marca y modelo. Tampoco existe un plan de reciclado o desecho de baterías, algo que debería de ser considerado desde la misma fabricación del vehículo.

4.Consumo en época de frío: es mucho mayor, por lo que se puede correr peligro de que el auto quede totalmente detenido sin que se pueda mover por sus propios medios, esperando a que llegue un servicio de auxilio a rescatarlo.

5.Cargadores eléctricos: si no se tiene un estacionamiento propio o se vive en un edificio es casi imposible tener un cargador propio, por lo que tienen que buscar cargadores públicos, algo que por el momento es casi imposible. En México, son muy pocos los cargadores, y muchos de ellos han sido vandalizados o de plano no funcionan.

6.Tiempo de recarga: es algo que sigue siendo uno de los principales problemas para un auto eléctrico, sobre todo si no es de alta gama, ya que las cargas tendrían que ser rápidas o ultra rápidas, para que el propietario no espere demasiado tiempo en el lugar. Por ello, es que todavía los compradores en nuestro país no eligen esta opción de vehículo eléctrico, que en otros países sigue la tendencia de crecimiento.