Un barco pesquero español se hundió en aguas al este de Canadá y de las 24 personas que iban a bordo, al menos siete murieron.

Inicialmente se había informado del deceso de cuatro tripulantes, pero la nueva cifra fue facilitada por Alberto Núñez Feijóo, presidente regional de Galicia, tras una conversación con la embajada de España en el país norteamericano.

“Han aparecido siete personas muertas, tres vivos en una balsa y el resto están desaparecidos”, declaró Feijóo a la prensa.

También confirmó que hacia la zona del hundimiento ha salido “un buque dotado con todas las características técnicas para el rescate y también hay un helicóptero”, de acuerdo a su conversación con la embajada española en Canadá.

El Centro de Coordinación de Rescate con base en Halifax, Canadá, recibió la señal de una baliza de emergencia del pesquero español poco después de la medianoche.

El lugar del naufragio se situó a unos 460 kilómetros al este de la costa de Terranova. El Villa de Pitanxo contaba con 24 tripulantes, 16 personas con nacionalidad española y el resto de Perú y Ghana; barco es propiedad del armador español Manuel Nores.