Hace unos meses anticipaba cinco de seis derrotas, pero ahora en entrevista con MILENIO se aventura a garantizar que el PAN va por todas las gubernaturas.

Dice tener la conciencia tranquila pese haber llevado al partido a aliarse con su peor enemigo, usa como argumento que antes que panista es mexicano.

Se pone la capa de héroe y asegura que está haciendo todo para salvar al país de las garras de Morena. Hace unos meses anticipaba cinco de seis derrotas, en entrevista con MILENIO se aventura a garantizar que el Partido Acción Nacional va por todas las gubernaturas.

Sobre cuánto pesarán las investigaciones del gobernador de Tamaulipas o la sombra de la mafia rumana en la candidatura que construyó con el PRD en Quintana Roo, el presidente del PAN, Marko Cortés, prefiere no hablar.

—Se terminan las precampañas, ¿ya listas las candidaturas? —Terminan las precampañas y estamos muy contentos de ver el crecimiento que Acción Nacional está teniendo, cómo nuestros precandidatos y precandidatas se vinieron posicionando.

El escenario ha mejorado de tal forma que hoy hay real expectativa de triunfo en todas las entidades federativas. —¿Ya no piensa que sólo puede ganar Aguascalientes? Cambió absolutamente la perspectiva, cuando se mencionó eso fue tergiversado dolosamente por fuego amigo, era en apego absoluto a la verdad, así estaba el escenario, pero por eso lo transformamos.

—Llegan divididos, con renuncias, tienen en Tamaulipas investigaciones contra el gobernador y va a dejar a su secretario de Gobierno, o en Quintana Roo a quien está señalada por presuntos vínculos con la mafia rumana ¿no es un escenario muy complejo para el PAN? —Yo veo un escenario bastante positivo, donde el PAN llega muy fuerte, muy competitivo y en contienda electoral.

En el PAN se respira nueva sensación de cohesión. Aquí trabajo mata grilla, quien quiera al PAN se debe de involucrar y quien nada más quiere criticar no tiene el aval para hacerlo si no trabajó antes.

—¿Quiénes van a ocupar estas coordinaciones territoriales que había ofrecido? En Aguascalientes, Santiago Creel y Agustín Rodríguez; en el caso de Durango, Marcelo Torres Cofiño, Gustavo Madero; en Tamaulipas, Julen Rementería y el compañero Ovando; en Quintana Roo, Emilio González ex gobernador de Aguascalientes; en Oaxaca, Oswaldo Contreras y en Hidalgo, Javier Azuara, diputado federal.

—¿Qué les dice a aquellos panistas de base que en los estados sí están decepcionados de verse unidos con su peor enemigo, el PRI? Para tomar esa decisión en 2021 primero se consultó al PAN, lo que nos dijeron los militantes, arriba de un 70 por ciento estuvo de acuerdo en que se hiciera esa consulta, lo que les decimos es ‘militantes, les hicimos caso’.

—Por primera vez un presidente del PAN fue al PRI a sentarse y negociar. —Decir con claridad que antes de ser panista de toda la vida, de convicción, de valores, soy mexicano y estoy haciendo lo necesario para cuidar a México y todo lo que hemos señalado no se olvida, ahí está, los gobiernos no fueron buenos, por eso llegó López Obrador, pero hoy lo peor de todos los partidos están en Morena. Y tengo la tranquilidad como dirigente nacional de la decisión que tomamos. —Desde las elecciones de 2018 Morena se ha ido fortaleciendo en los Estados.

Lo que creo es que Morena se está debilitando porque hoy tiene menos diputados federales de los que tenía en el 2018.

El PAN pasó de su peor resultado histórico tras una caída contante, tuvimos la mejor votación en el 2000; 2003, bajamos; 2006, bajamos; 2009, bajamos; 2012, bajamos; 2015, bajamos; 2018, bajamos, el peor resultado electoral en votos que ha tenido el PAN es en 2018 y en 2021 paramos la caída del PAN y ya empezamos la recuperación. Me preguntarías ‘oye, ¿y las gubernaturas?’, ahí lo que ocurrió es que el crimen organizado se metió, durísimo, consintiéndolo el gobierno y lo denunciamos, la siguiente semana del proceso electoral.

Amedrentaron, golpean, amenazan a nuestros líderes, a nuestros operadores territoriales y obviamente ocurrió todo lo que ya sabemos, el crimen organizado se apostó por ganar gubernaturas para controlar el territorio, porque les gustan los abrazos, no los balazos.

—Buscaron diálogo, les ofrecieron mesas de trabajo y a un mes de que debían instalar, eso no ha pasado ¿les tomaron el pelo? Diría que es una falta de respeto absoluta a todas las y los mexicanos que quieren respuestas y soluciones.

Resulta que pensaron que irnos a sentar a la mesa significaba claudicar o dejar de señalar y eso jamás lo vamos a hacer en Acción Nacional, vamos a seguir siendo muy buen gobierno en donde lo somos y muy buena oposición a nivel nacional mientras no seamos gobierno, evidentemente ellos esperaban otra cosa. —¿Creen que al menos se instalen? Nosotros estamos listos para dialogar y construir con respeto, a la luz del día y a la vista de todos, con firmeza, sin claudicaciones, pero también, si se vuelve a poner otra fecha y cancelan, para nosotros definitivamente ya esto sería suspender cualquier diálogo con el gobierno porque no hay seriedad, y también, no estaremos permanentemente a que se ponga una fecha, esto tiene cierto límite y lo vamos a determinar porque quedaría evidente que no quieren dialogar.

—Entonces, ¿el PAN ya listo para las elecciones? —Unidos, listos y fuertes para ganar en este proceso electoral. —¿Con cuántas gubernaturas se va a quedar el PAN? Vamos por las seis.

Hoy el escenario ha mejorado enormemente y no mejora por casualidad, es porque hemos hecho la tarea, porque hemos hecho lo necesario porque hemos construido unidad dentro del PAN, consensos para la definición de candidaturas y también en la coalición, porque hemos elegido bien a nuestras aspirantes y porque hoy tenemos una clara ruta en cada entidad de que se puede ganar.