La Casa Blanca preció que el desembolso estará dedicado a artículos y servicios de defensa. Joe Biden también aprobó al Departamento de Estado a dirigir hasta 250 millones de dólares en ayuda en general al país europeo

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, aprobó este viernes el desembolso de hasta 350 millones de dólares en nueva ayuda militar a Ucrania en plena invasión por parte de Rusia, según anunció la Casa Blanca.

En un memorando, Biden autorizó al Departamento de Estado a dirigir hasta 250 millones de dólares en ayuda en general a Ucrania y hasta 350 millones dedicados a “artículos y servicios de defensa”, incluidos formación y entrenamiento militar.

El anuncio llegó después de que el presidente estadounidense mantuviese este viernes una conversación telefónica de 40 minutos con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, para abordar cuestiones de ayuda militar y sanciones.

Aunque la Casa Blanca no reveló el contenido de la conversación, Zelenski dijo en Twitter que había hablado con Biden sobre el “fortalecimiento de las sanciones”, “asistencia de defensa concreta” y “una coalición contra la guerra”.

“Agradecido con Estados Unidos por el fuerte apoyo a Ucrania”, añadió el líder ucraniano.

En reacción al ataque ruso, Biden ha golpeado a Rusia con sanciones a sus bancos y su élite, así como restricciones a las exportaciones de alta tecnología a Rusia, entre otras medidas, a las que hoy se sumaron castigos económicos contra el presidente, Vladímir Putin, y varias figuras de su Gobierno.

Además, ha enviado miles de soldados a Europa para reforzar el flanco este de la OTAN ante la posibilidad de que el conflicto vaya más allá de las fronteras de Ucrania, que no es miembro de la Alianza.

Estados Unidos aseguró este sábado que está preparado para ayudar al presidente de Ucrania, Volodimir Zelenski, a abandonar Kiev para evitar ser capturado o asesinado por el avance las fuerzas rusas, según explicaron fuentes gubernamentales a ‘The Washington Post’.

No obstante, el presidente ucraniano rechazó la oferta, a pesar de que él mismo explicó que “el enemigo” le ha designado como “el objetivo número uno” y que el ejercito ruso ha intensificado en la madrugada de este sábado sus ataques en los alrededores de Kiev, donde se encuentra Zelenski.

De hecho, Zelenski publicó en la noche del viernes un vídeo junto a otros funcionarios de alto rango –como el primer ministro, Denys Shmyhal– aclarando que se quedaría en la capital “defendiendo la independencia” de Ucrania ante la invasión de Rusia.

“Sé que hay mucha desinformación por ahí. Incluyendo el hecho de que supuestamente dejé Kiev. Yo me quedo en la capital. Durante el día, realicé decenas de negociaciones internacionales, supervisé directamente la Defensa. Y me quedaré en la capital. Mi familia también está en Ucrania”, dijo.