El 29 por ciento de las importaciones de fertilizantes son del país ruso.

El conflicto entre Rusia y Ucrania está provocando un aumento considerable en los precios de diversos materiales que México importa, por lo que el costo de los insumos subirá en el territorio mexicano, debido a que 29 por ciento de las compras nacionales de fertilizantes son del territorio ruso, afirmó el Grupo Consultor de Mercados Agrícolas (GCMA).

Mediante un análisis que realiza el organismo que dirige Juan Carlos Anaya, recordó que en 2021, México importó 32 mil toneladas de trigo de Rusia, y 192 mil toneladas de Ucrania; mientras que compró un millón de toneladas de fertilizantes de Rusia, ya que de Ucrania no se compra cantidades grandes de fertilizantes.

Recordó que el presidente de Estados Unidos, Joe Biden, anunció un paquete de sanciones que incluye bloqueos totales a dos grandes instituciones financieras rusas, el banco militar ruso y el banco estatal, lo que indicó que podría empezar a complicar las relaciones comerciales de Rusia con el mundo.

“Rusia exporta al mercado mundial 23.3 millones de toneladas de fertilizantes, de las cuales, un millón de toneladas vienen a México. Este tema podría provocar alzas en los precios de los insumos en México, ya que aproximadamente 29 por ciento de las importaciones de fertilizantes provienen de Rusia.

Mientras que Ucrania exporta solo 1.8 millones de toneladas, de las cuales México absorbe alrededor 83 mil”, afirmó.

Expuso que como consecuencia de los elevados precios de las materias primas por el conflicto bélico, el costo de los fertilizantes se ha incrementado considerablemente, ya que Ucrania y Rusia juegan un papel importante en la producción de fertilizantes como UREA, Amoniaco Anhidro, Nitrogenados, Potásicos y Fosfatos.

“La producción de granos en Rusia, también es un tema importante, principalmente para el trigo. En términos de valor, los productos de exportación más relevantes son el trigo, aceites derivados y en menor proporción, maíz y cebada. Rusia es un importante proveedor del cereal para el sureste asiático y el norte de África, y de concretarse sanciones, otros proveedores como Estados Unidos, la Unión Europea y Australia tratarían de cubrir ese hueco”, resaltó.

Explicó que en el caso del maíz, Ucrania es el quinto productor a nivel mundial y el cuarto exportador, tan solo detrás de Argentina, a quien le podría arrebatar el lugar si las condiciones climáticas adversas limitan la cosecha y con ello, su participación en el mercado.

“Para el trigo, es el sexto productor a nivel mundial y el 4to exportador. Para el ciclo 2021/22, se espera una cosecha de 33 millones de toneladas de trigo, de la cuales exportaría un total de 24 millones.

La producción se recupera de una caída del ciclo anterior, cuando se recolectaron poco más de 25 millones de toneladas y se vendieron casi 17 millones”, detalló.

En ese sentido el GCMA advirtió que el enfrentamiento limitará la participación de Ucrania en el mercado de exportaciones, “lo que será aprovechado por proveedores, como Estados Unidos, Brasil, Argentina y algunos países de la Unión Europea”.