Un navío-plataforma (buque petrolero) con capacidad para 2 millones de barriles, ubicado en la costa de Nigeria, explotó dejando al menos 10 personas desaparecidas.

La plataforma siniestrada es de propiedad de la compañía Shebah Exploration and Production Company (SEPCOL). Diversos videos difundidos en redes sociales han mostrado las grandes llamas sobresaliendo del navío parcialmente hundido en el mar.

El buque se llama Trinity Spirit y es de tipo FPSO, capaz de extraer petróleo en aguas profundas, conectarse con pozos submarinos y almacenar su producción para llevarla a otros navíos cargueros.

Estaba en la terminal petrolera de Ukpokiti y hasta ahora se vienen investigando las causas de la explosión.