“De verdad era muy divertido estar corriendo tras las butacas, todos los músicos de mi papá y mi abuelo eran mis amigos”, le contó la cantante a Pati Chapoy.

Ángela Aguilar se está consolidando como una de las cantantes de música regional más importantes a nivel mundial, pues sus 18 años ya goza de un gran impacto en el panorama musical de Latinoamérica y en las redes sociales.

Pero este talento le viene de familia, así lo reconoció la hija de Pepe Aguilar en entrevista con Ventaneando, donde recordó que la primera vez que pisó un escenario fue con su abuelo, Antonio Aguilar. Te recomendamos: Ángela Aguilar reacciona a ruptura de Nodal y Belinda; aclara mensaje a la ex del cantante: “está bien gacho” “Desde chiquita me gustaba mucho y me interesaba mucho saber modular mi voz.

Y empecé a crecer, empecé a darme cuenta qué significaba eso, iba a los shows de mi papá”, le dijo a Pati Chapoy. Luego, la artista rememoró que “a los tres años pisé un escenario por primera vez en la gira de despedida de mi abuelo. Me acuerdo específicamente que uno de los shows muy importantes fue en Los Ángeles”.

“Yo tenía tres años o cuatro años, recuerdo que todo era un juego para mí. De verdad era muy divertido estar corriendo tras las butacas, todos los músicos de mi papá y mi abuelo eran mis amigos, entonces me metía al camerino de los coristas y luego iba con los mariachis… Era como mi kínder, yo aprendí ahí”, agregó.

Además, la cantante contó que la primera canción que grabó fue “en inglés y fue una de Whitney Houston”.

“Compongo desde hace unos tres años y por primera vez en la vida me están empezando a grabar otros artistas. (…) Una mujer que admiro muchísimo porque tiene un poder vocal muy interesante y quedó muy bonito”, reveló Ángela. Sobre su mamá, Aneliz Álvarez-Alcalá, dijo que “es mi todóloga, desde mi doctora hasta mi psicóloga, y luego pasa por mi seguridad”.

Por último, Ángela externó: “El apellido no canta y cuando subo al escenario estoy sola con mi mariachi y tengo que cantar bien”.