Además, según datos de la ONU, cerca de 100.000 huyeron de sus hogares, algunos con destino a otras ciudades del interior del país y otros a países limítrofes

Al menos 57 ucranianos murieron y otros 169 resultaron heridos el jueves durante el primer día del ataque ruso contra Ucrania, informó el Ministerio de Salud del país.

”Según datos operativos, 57 ucranianos fallecieron como resultado del ataque ruso. Otros 169 fueron heridos”, señaló Sanidad en un comunicado.

Mientras tanto, un balance propio realizado por la agencia AFP estableció que los muertos alcanzan las 68 personas, tanto civiles como soldados, a consecuencia de los ataques aéreos y terrestres, .

Además, cerca de 100.000 personas huyeron de sus hogares en Ucrania y miles buscaron refugio en el extranjero tras la invasión rusa, indicó la ONU el jueves.

“Pensamos que cerca de 100.000 personas huyeron ya de sus hogares y podrían haberse desplazado en el interior del país y que varios miles cruzaron las fronteras internacionales”, declaró a la AFP un portavoz del Alto Comisionado de la ONU para los Refugiados (Acnur), Shabia Mantoo.

El Gobierno ucraniano ha instado a la población a donar sangre y a buscar atención médica fuera de los hospitales si su estado de salud se lo permite.

Rusia por su parte no ha informado aún de las bajas sufridas.

El Kremlin lanzó hoy una “operación militar especial” en Ucrania desde todos los flancos, el este, el norte y el sur, y ya se acerca a la capital, Kiev.

Las Fuerzas Armadas de Rusia emplearon armas de alta precisión contra infraestructuras militares, baterías antiaéreas y bases aéreas militares, y aunque el Ministerio de Defensa aseguró que no atacan ciudades ni civiles, al menos cuatro ciudadanos murieron hoy en un ataque perpetrado por la artillería de las milicias separatistas prorrusas contra un hospital en la región de Donetsk, según las autoridades locales.

Las tropas rusas se apoderaron de una base aérea estratégica cerca de Kiev, así como de la zona de la central de Chernóbil, contaminada aún por la radiactividad del accidente nuclear de 1986, cuando Ucrania era parte de la hoy desmembrada Unión Soviética.

La base aérea de Gostomel cayó tras un ataque llevado a cabo por soldados llegados en helicóptero desde Bielorrusia, un país aliado de Rusia, reportaron testigos.

“Los helicópteros llegaron y empezaron los combates. Disparaban con ametralladoras y lanzagranadas”, indicó uno de los testigos, Serguiy Storojouk.

Ese aeródromo podría servir de puesto de avanzada para lanzar una ofensiva sobre Kiev.

Un miembro de un servicio occidental de inteligencia estimó que Rusia tiene ahora una “completa superioridad aérea”, ya que el gobierno de Kiev no posee más recursos contra este tipo de ofensiva.